martes, 5 de julio de 2011

Resident Evil: Ultratumba



Resident Evil: Ultratumba (Resident Evil: Afterlife, Alemania| Francia| Reino Unido, 2010), es una cinta del director Paul W.S. Anderson, el afortunado esposo de la actriz Milla Jovovich, quien interpreta a la protagonista de esta saga que ya suma cuatro películas (habría que agregar la animación Resident Evil: Degeneration, de 2008, para ser más exactos). El proyecto tiene una merecida fama de ser fallido (con la crítica le ha ido mal), aunque eso no va en demérito de ciertas virtudes, que en esta entrega quedan más patentes. De hecho podría decirse que estamos ante la parte más lograda de la saga, como puede comprobarse en varias de las escenas de acción (esa pelea en el baño contra el gigante encapuchado, por ejemplo). Los zombis andan de moda y esta película es una de las principales responsables de esa popularidad. Además, no deja de ser muy efectiva la idea de una trasnacional malvada, la corporación Umbrella, capaz de controlar el mundo ante la impotencia de los Estados, al grado de que pueden destruirlo, al más puro estilo Philip K. Dick. Sin embargo, hay que decir que la mayor virtud de la cinta y sus predecesoras es la presencia de la talentosa y bellísima Jovovich, que con su físico y su gracia convierte a esta franquicia desigual en algo digno de verse (por si fuera poco hay una versión en 3D). Atención al chiste prodigioso que involucra al actor Wentworth Miller, el protagonista de la serie de televisión Prison Break.



No hay comentarios:

Publicar un comentario