viernes, 7 de octubre de 2011

Suplantado en una ciudad sin historia


El director español Jaume Collet-Serra está al frente de la cinta Desconocido (Unknown, Reino Unido| Alemania| Francia| Canadá| Japón| EUA, 2011), incursión en el cine de acción después de la película de terror La huérfana, que ya hemos comentado en estas mismas páginas (ver edición del 20/mayo/2011).
Ahora nos cuenta la historia de un científico, Martin Harris (Liam Neeson), quien llega hasta Berlín acompañado de su esposa Liz (January Jones), para participar en un congreso de biotecnología. Harris sufre un accidente automovilístico y sus facultades quedan afectadas, pero todavía falta lo peor: cuando trata de reunirse con su mujer no solo resulta que esta no lo reconoce, sino que además otro hombre (Aidan Quinn) se presenta como el “verdadero” Martin Harris. Cuando trata de delatar al usurpador, como es obvio, todos lo toman por loco. Comienza así una aventura para tratar de recuperar su identidad.
Igual que pasaba en La huérfana, el punto débil de Collet-Serra es la verosimilitud. Primero, una cadena de accidentes (demasiadas casualidades), que provocan que el personaje olvide su portafolio (donde lleva su identificación) en el aeropuerto. Por eso no puede probarle a nadie que él en realidad es el doctor Martin Harris.
Luego, pareciera que la justicia en Berlín depende del departamento de seguridad de un hotel, porque fuera de ahí los criminales campean a sus anchas, durante persecuciones y balaceras por las calles de Berlín a las que nadie pone freno a tiempo.
El personaje de Neeson tiene la suerte de ser auxiliado por la taxista bosnia Gina (Diane Kruger), quien lo ayuda a escapar de sus perseguidores, entre ellos un matón croata. Además, Harris contacta a un ex agente de la Stasi (el servicio secreto de la República Democrática Alemana), como si fuera tan fácil, Ernst Jürgen, interpretado nada menos que por Bruno Ganz, a quien el lector seguramente recordará por su interpretación de Hitler en La caída (o sus parodias, fácilmente localizables en YouTube).  Es decir, en el Berlín de la Unión Europea uno está expuesto a las experiencias más variopintas, si nos atenemos a la película.
Sin embargo, todo lo anterior no va en demérito de uno de los aciertos de la película: sus escenas de acción, así como su intriga alrededor de la identidad del personaje: ¿quién es Martin Harris? ¿Por qué alguien querría suplantarlo?
Y es precisamente Bruno Ganz quien enfatiza la importancia de la historia: “los alemanes somos expertos en olvidar”, dice, “olvidamos que fuimos nazis, ahora hemos olvidado por completo casi 40 años de comunismo”. Ahí está lo mejor del filme: la idea de que un viejo agente de la Stasi se muestre orgulloso de su pasado, en un mundo donde el bloque socialista se ha vuelto sinónimo de opresión, como puede verse en otra película, La vida de los otros. Curiosamente, el protagonista de esta, Sebastian Koch, también tiene un papel en Desconocido. Menuda incorrección política: proponer a uno de la Stasi como un héroe.
Cuando finalmente el misterio desaparece y el espectador se entera de qué se trata todo este asunto de la identidad del científico, el principal sorprendido es el mismo Martin Harris, en la línea de películas como Corazón satánico (Angel Heart) y su revelación final.
La crítica ha mencionado el antecedente de la saga de Jason Bourne, de quien ya hemos hablado en múltiples ocasiones. En efecto, el personaje del asesino que es perseguido por la agencia gubernamental que lo entrenó se nos muestra una vez más como uno de los más influyentes de los últimos años.
Bourne tenía que cargar con el peso de haber asesinado a varias personas, lo cual también atribula a uno de los personajes en Desconocido. ¿Basta la amnesia para dejar de lado los crímenes que se cometieron en el pasado? Según la película sí y eso nos lo deja muy claro: la redención es posible por medio del heroísmo, que nos exoneraría de tener que responder por nuestros actos, por más horrendos que hayan sido. Algo digno de discutirse, sin duda. 

 





No hay comentarios:

Publicar un comentario